La ciencia de la felicidad por Dan Gilbert

¿Qué te haría más feliz: ganar la lotería o quedarte parapléjico? Suena como algo que no tienes que pensar siquiera, pero si miramos a lo que dice la ciencia… uno no es más feliz que el otro.

¿Por qué somos felices?

En el vídeo de Dan Gilbert titulado ”La sorprende ciencia de la felicidad”, este divertido psicólogo nos cuenta como a lo largo de los años el cerebro humano ha desarrollado una parte del mismo que permite evaluar y experimentar situaciones sin que realmente hayan pasado.

El Cerebro y la felicidad

Es esta parte del cerebro, llamada pre-frontal cortex, la responsable de evaluar si seremos felices con una u otra situación antes de que haya pasado. Lo sorprendente es que en muchas ocasiones, la percepción que tenemos es completamente falsa.

Por ejemplo, ¿que sentirías si te metieran en la cárcel por error? ¿ O si te echasen de los Beatles antes de alcanzar la fama? Nuestro cerebro pensaría que son situaciones que sin duda te hacen miserable, sin embargo si les preguntas a dos personas que han pasado por estas situaciones descubrirás que ambas han conseguido ser feliz en su vida sin ser parte de los Beatles o pasando gran parte de ella en prisión por un crimen que no cometió.

Esto se debe a que el cuerpo humano es más sabio de lo que pensamos y cuenta con una especie de “sistema inmunológico psicológico”, el cual consigue que nos adaptemos y nos sintamos contentos con aquello que nos ha tocado vivir.

Es la diferencia entre la Felicidad sintética versus Felicidad natural.

¿Qué son la Felicidad sintética y la Felicidad natural?

Este sistema inmunológico psicológico que tenemos hace que nos adaptemos a las nuevas situaciones, creando así la felicidad sintética. Para que os quede más claro todavía:

  • Felicidad natural: Es aquella que nos llega cuando conseguimos lo que queremos cuando queremos .
  • Felicidad Sintética: Es aquella que llega tras haber hecho lo mejor de lo que tenemos o lo que hemos conseguido.

Así explicado parece que la felicidad sintética es menos real que la natural pero no es así, la ciencia lo demuestra. Cambiamos nuestra manera de pensar según lo que poseemos o lo que nos pasa. Si nos deja nuestra pareja al final, después del shock inicial, empezaremos a pensar en positivo y estaremos convencidos de que era mejor así, de que no os entendíais y que estáis mejor por separado. Y seguramente sea verdad. El cerebro no se engaña a si mismo, sino que realmente cambia la percepción de la felicidad.

Si quieres saber más sobre la ciencia de la felicidad y lo que se considera felicidad sintética no dejes de ver este apasionante y divertido vídeo:

Y para terminar déjame que te de un consejo:

Ten cuidado con lo que deseas porque lo puedes conseguir.